Para Grupos

  • Muster001
  • Muster002
  • Muster003
  • Muster004

Paseo peatonal – el corazón de Innsbruck (a pie 1 1/5 horas) (verano / invierno)

Paseando por la zona peatonal se disfruta de un recorrido por el mundo medieval con su historia de 800 años. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte –Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con el cuadro de la Virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las imágenes más veneradas en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó -Helblinghaus y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita panorámica con bus – (1 1/5 horas con bus sin entradas) (verano / invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina en el arco de triunfo, fin de la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa de estilo rococó, con vista al famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos de invierno 1964, 1974, 2012, que se celebraron en Innsbruck. Con bus se regresa al centro histórico pasando por las fuentes y plazas históricas hasta la zona peatonal. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte –Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con el cuadro de la Virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las imágenes más veneradas en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a lado de la torre vieja, la casa más hermosa del rococó -Helblinghaus y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita panorámica con bus – (2 horas con bus sin entradas) (verano / invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina en el arco del triunfo, el fin de la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa de estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las luchas contra Napoleón en 1809, con vista hermosa a la cuidad, al pie del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos de invierno 1964, 1976, 2012 que se celebraron en Innsbruck. Con bus se regresa al centro histórico pasando por las fuentes y plazas históricas hasta la zona peatonal. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte –Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , de Lucas Granach, y una de las pinturas más adoradas en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó -Helblinghaus y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita panorámica en bus con entradas – (3 – 5 horas con bus con entradas) (verano / invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina en el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck.

Posibilidad de visitar en la montaña Berg Isl:

  • El museo Das Tirol Panorama, pintura gigantesca de 1000m2, la pintura más grande del mundo que muestra la batalla del año 1809 de los campesinos contra Napoleón, en medio de las montañas
  • Entrar al estadio de saltos de esquí y subir con funicular a la torre del trampolín con una maravillosa vista a la ciudad y las montañas alrededor.
  • En las afueras de la ciudad visitar el palacio renacentista de Ambras con su famosa colección de armaduras, objetos curiosos y de arte como también una de las primeras salas de baile en Europa, llamada la sala española.

Con autobús se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. En el centro se tiene la posibilidad de visitar:

  • la iglesia de la corte con la tumba del emperador Maximiliano I, consta de 28 estatuas gigantescas de bronce, el mausoleo a un emperador más importante de Europa,
  • El museo popular, que muestra la vida y las costumbres del pueblo tirolés en todos sus aspectos, el desarrollo industrial y las hermosas salas antiguas de madera de las granjas.
  • El palacio imperial de Innsbruck, con sus salas esplendorosas en estilo barroco.
  • Subir a los picos de los Alpes desde el centro con el funicular nuevo a 1900 m o 2400m, obra también de la arquitecta Zaha Hadid

A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte –Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , obra de Lucas Granach, y una de las pinturas más adoradas en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó- Helblinghaus y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita panorámica especial con autobús –posibilidad de bajar con un trineo clásico (3 horas con autobús sin entradas) (invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck.
Después se sube a uno de los pueblos típicos en las inmediaciones de Innsbruck y se baja por una pista de nieve con los clásicos trineos de madera. Diversión para todas las edades.
Con autobús se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte –Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , realizada por Lucas Granach, y una de las pinturas más adoradas en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó -Helblinghaus y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita panorámica especial con autobús – paseo romántico en coche de caballos por los bosques (3 horas con autobús sin entradas) (verano / invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck.
Después se sube a uno de los pueblos típicos alrededor de Innsbruck y en coche de caballos se hace un paseo muy romántico por los bosques y pueblos.
Con autobús se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a lado de la torre vieja, la casa más hermosa del rococó Helbling y el famoso dejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita de Innsbruck – todo el día con autobús con entradas) (verano / invierno)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck. Se visita el museo Das Tirol Panorama, que tiene la pintura gigantesca de 1000m2, entramos al estadio olimpico de salto y subimos a la torre del trampolín con una maravillosa vista a la cuidad, las montañas y los diferentes valles alrededor de Innsbruck. Después se visita el palacio renacentista de Ambras con su famosa colección de armaduras, objetos curiosos y arte, como tembien la primera sala de baile llamada la sala española. A continuación se puede visitar el mundo de cristal Swarovski, un mundo de fantasía, colores y cristal o subir al funicular, también obra de la arquitecta Zaha Hadid a los picos de los Alpes (2400m) con una vista impresionante de las montañas, desde Italia hasta Alemania.
Al regreso se visita la iglesia de la corte, la tumba del emperador Maximiliano I, con sus 28 estatuas gigantescas de bronce, una de las obras más importantes del renacimiento de Europa Central. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a lado de la torre vieja, la casa más hermosa del rococó Helbling y el famoso dejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsburck alrededores (5 – 8 horas con autobús) (verano / invierno)

Con autobús se hace un hermoso recorrido pasando por los pueblos alrededores de Innsbruck. Tradiciones tirolesas y arquitectura puerta a puerta. Se visita la zona olímpica del tobogán, el canal de hielo, a los pies de la montaña del Patscherkofel. Después se visitan varios pueblos de campesinos del altiplano del sur, en los cuales se pueden ver las costumbres tirolesas que perviven hasta hoy en día.

Posibilidad de visitar:

  • El palacio renacentista de Ambras con su famosa colección de armaduras, objetos curiosos y de arte, como también la primera sala de baile en Europa, llamada la sala española

Haremos una visita peatonal por la cuidad medieval de Hall, donde se revive la recesa y el poder de la sal. Hall tiene el centro medieval antiguo más grande del Tirol y ganó varios premios de revitalización y conservación histórica. Fue también la cuna del dólar y centro económico durante muchos años.

Posibilidades de visitar:

  • El mueso de acuñar monedas en el castillo de Hasegg, cuna del dólar y una de las fortificaciones más seguras del medievo.
  • Cerca de Hall se puede visitar el mundo de cristal de Swarovski

Al regreso subimos al barrio noble de Innsbruck, llamado Hungerburg, con una vista maravillosa de la ciudad de Innsbruck.

Posibilidad de visitar:

  • Con los teleféricos modernos subir a los picos de los Alpes a 1900 m o a 2400 m con una vista impresionante de las montañas, desde Italia hasta Alemania.

Para Individuales

Paseo peatonal a pie (1 1/5 h)

Paseando en la zona peatonal se disfruta de un paseo en el mundo medieval con su historia de 800 años. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a lado de la torre vieja, la casa más hermosa del rococó Helbling y el famoso dejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsbruck para conocer (3 h en transporte privado)

Con transporte privado se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina en el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck. Se visita el museo Das Tirol Panorama, que tiene la pintura gigantesca de 1000m2. Después se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. En el centro se visita la iglesia de la corte, la tumba del emperador Maximiliano I, con sus 28 estatuas gigantescas de bronce, el mausoleo de un emperador más importante de Europa.
A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , obra de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó, llamada la casa Helbling y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsbruck cultura y deporte (4h en transporte privado)

En transporte privado se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck. Se visita el museo Das Tirol Panorama, que tiene la pintura gigantesca de 1000m2, entramos al estadio olímpico de saltos de esquí y subimos a la torre del trampolín con una maravillosa vista a la cuidad, las montañas y los diferentes valles alrededor de Innsbruck. Después se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. En el centro se visita la iglesia de la corte, la tumba del emperador Maximiliano I, con sus 28 estatuas gigantescas de bronce, una de las obras más importantes del renacimiento de Europa Central. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las imágenes más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a un lado la torre vieja, la casa más hermosa del rococó llamada Helbling y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsbruck – para amantes de la cultura (5 h en transporte privado)

Con autobús se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck. Se visita el museo Das Tirol Panorama, que tiene la pintura gigantesca de 1000m2. Después se visita el palacio renacentista de Ambras con su famosa colección de armaduras, objetos curiosos y arte, como también la primera sala de baile llamada la sala española, y el palacio con la colección de pinturas de la familia Habsburgo.
Al regreso se visita la iglesia de la corte, la tumba del emperador Maximiliano I, con sus 28 estatuas gigantescas de bronce, una de las obras más importantes del renacimiento de Europa Central. Se visita el museo popular, que muestra la vida y las costumbres del pueblo tirolés en todos sus aspectos, el desarrollo industrial y las hermosas antiguas salas de madera de las granjas.
A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , del autor Lucas Granach, y una de las pinturas más venerada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a un lado la torre vieja, la casa más hermosa del rococó que se llama Helbling y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita especial en invierno – con bajada en un trineo clásico (3h en transporte privado)

En transporte privado se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck.
Después se sube a uno de los pueblos típicos cercano a Innsbruck y se baja por una pista de nieve con los clásicos trineos de madera. Diversión para todas las edades.
Con autobús se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra la torre vieja, la casa más hermosa del rococó, llamada Helbling y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Visita especial – con paseo en coche de caballo romántico por los bosques (3h en transporte privado)

En transporte privado se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina con el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck.
Después se sube a uno de los pueblos típicos alrededor de Innsbruck y en coche de caballos se hace un paseo muy romántico por los bosques y pueblos.
Se regresa al centro histórico pasando por la zona olímpica, las fuentes y monumentos históricos. A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales, Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con el cuadro de la Virgen María Auxiliadora , obra de Lucas Granach, y una de las pinturas más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a lado de la torre vieja, la casa más hermosa del rococó, conocida como la casa Helbling y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsbruck – todo el día, una combinación de cultura, tradiciones, naturaleza y deporte (8h en transporte privado)

En transporte privado se visita las afueras del centro, pasando por las calles y plazas importantes de la primera y segunda guerra mundial, como también la calle principal de Leopoldo que termina en el arco del triunfo, en donde empieza la zona peatonal. Se visita la iglesia más hermosa en estilo rococó, después se sube a la montaña Berg Isl, lugar de las batallas contra Napoleón en 1809, con una hermosa vista a la ciudad a los pies del famoso trampolín olímpico de Innsbruck, obra de la arquitecta Zaha Hadid, recordando los 3 juegos olímpicos que se celebraron en Innsbruck. Se visita el museo Das Tirol Panorama, que tiene la pintura gigantesca de 1000m2, entramos al estadio olímpico de salto y subimos a la torre del trampolín con una maravillosa vista a la cuidad, las montañas y los diferentes valles alrededor de Innsbruck. Después se visita el palacio renacentista de Ambras con su famosa colección de armaduras, objetos curiosos y arte, como también la primera sala de baile llamada la sala española. A continuación se visita el mundo de cristal Swarovski, un mundo de fantasía, colores y cristal. Después se sube con el funicular, también obra de la arquitecta Zaha Hadid a 2400 m a los picos de los Alpes (2400m) con una vista impresionante de las montañas, desde Italia hasta Alemania.
Al regreso se visita la iglesia de la corte, la tumba del emperador Maximiliano I, con sus 28 estatuas gigantescas de bronce, una de las obras más importantes del renacimiento de Europa Central. Se visita el museo popular, que muestra la vida y las costumbres del pueblo tirolés en todos sus aspectos, el desarrollo industrial y las antiguas salas de madera de las granjas.
O el palacio imperial de Innsbruck, con sus salas esplendoras en estilo barroco.
A continuación se visita la zona peatonal con sus calles medievales. Se visita el puente del río Inn, en donde comienza la historia de la ciudad, con su majestuosa vista a las montañas del norte – la Nordkette y los barrios pintorescos del norte, se pasea por la calle más elegante de Innsbruck, la calle Maria – Theresia, con su famosa columna de Santa Ana, también se pasa por la plaza del palacio imperial de Innsbruck y se visita la catedral de Santiago, con la pintura de la Virgen María Auxiliadora , pintura de Lucas Granach, y una de las imágenes más adorada en el Tirol. Al final se visita la plaza central en donde se encuentra a un lado la torre vieja, la casa más hermosa del rococó (casa Helbling) y el famoso tejadito de oro, símbolo de la ciudad.

Innsbruck alrededores (5 h en transporte privado)

En transporte privado se hace un hermoso paseo pasando por los pueblos alrededores de Innsbruck. Las tradiciones tirolesas y arquitectura moderna puerta a puerta. Se visita la zona olímpica del tobogán, el canal de hielo, a los pies de la montaña del Patscherkofel. Después se visita varios pueblos de los campesinos del altiplano del sur, en los cuales se puede ver las costumbres tirolesas que se viven hasta hoy en día. Haremos una visita peatonal por la cuidad medieval de Hall, donde se revive el pasado y el poder de la sal. Hall tiene el centro medieval antiguo más grande del oeste de Austria y ganó varios premios de revitalización y conservación histórica. Fue también la cuna del dólar y centro económico durante muchos años. Se visita el mueso de acuñar monedas en el castillo de Hasegg, cuna del dólar y una de las fortificaciones seguras del medioevo. A continuación se visita el mundo de cristal de Swarovski, una combinación de colores, fantasía y mágica.